El objetivo de la dieta de Mayo Clinic es ayudarte a bajar el exceso de peso y a encontrar una manera de comer que puedas mantener de por vida. Se centra en cambiar tu rutina diaria al agregar o romper hábitos que puedan marcar una diferencia en tu peso, como comer más frutas y vegetales, no comer mientras miras la televisión y hacer ejercicio durante 30 minutos al día.
Si usted no está seguro si creer o no lo que dice algún producto o servicio para perder peso o de nutrición, ¡averígüelo! La Comisión Federal de Comercio ("Federal Trade Comission") tiene información en inglés sobre las declaraciones falsas de publicidad para bajar de peso. También puede encontrar más información sobre la nutrición y la pérdida de peso hablando con un dietista de la Academia de Nutrición y Dietética (“Academy of Nutrition and Dietetics”). Vea la sección de "Información adicional" para los enlaces correspondientes.
Verdad: Las dietas de moda no son la mejor manera de perder peso permanentemente. Este tipo de dieta generalmente promete que usted perderá peso rápidamente. Le hacen reducir estrictamente lo que come o evitar ciertos tipos de alimentos. Es posible que al principio sí pierda peso, pero es difícil continuar este tipo de dieta. La mayoría de las personas pronto se cansan de seguirlas y vuelven a subir el peso que habían perdido.
Algunas dietas de moda no son saludables y no proveen todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Además, si pierde más de 3 libras (casi 1½ kilos) a la semana por varias semanas, puede aumentar la posibilidad de que desarrolle cálculos biliares (masas de material sólido en la vesícula biliar que pueden ser dolorosas). Si sigue una dieta de menos de 800 calorías al día por largo tiempo, puede llegar a tener problemas graves del corazón.
Es importante que cuando quieras conseguir algún objetivo relacionado con la alimentación y el peso (bajar de peso, subir de peso, mejorar rendimiento o salud, aprender a comer) o quieras saber más sobre la nutrición, acudáis a un verdadero profesional cualificado, es decir, a las dietistas nutricionistas. En definitiva, nuestro objetivo es educar y enseñar a tener una alimentación variada y saludable. Pero, además, de forma equilibrada, sin dietas milagros ni promesas insanas. Con planes nutricionales personalizado e individualizado, realizando una valoración del estado nutricional, marcando objetivos realistas y alcanzables. En Alimmenta te podemos ayudar a conseguirlo.
La piña tiene pocas calorías pero un alto contenido de agua, por lo que tiene un efecto diurético. Combinado con su alto contenido en fibra que facilita la digestión, una dieta basada en esta fruta también tiene efectos de desintoxicación, limpiando el cuerpo de sustancias nocivas, acumuladas a lo largo del tiempo como resultado de hábitos alimenticios y estilo de vida poco saludables. La piña también contiene bromelina, una mezcla de enzimas digestivas de proteínas que funciona como un agente antiinflamatorio y es un eficiente quemador de grasa.
Otra página promete pérdidas de hasta 5 kilos a las semana con la dieta de zumos, batidos y caldos, y la total prohibición de hidratos de carbono (pasta, arroz, cereales) se va a lograr la "cetosis", el empleo de la grasa del cuerpo como fuente de energía. La idea parece inspirada en la dieta cetogénica de prescripción médica, pero que no tiene nada que ver con la líquida, ya que es rica en grasas y proteínas. Los carbohidratos son limitados, pero nunca eliminados, ya que son nutrientes esenciales.
Mi experiencia con Alimmenta ha sido y es inmejorable. Llegué a ellos buscando perder peso y logré un cambio de hábitos, un estilo de vida saludable y un aprendizaje que me ha llevado no sólo a perder 17kg sino a cuidarme de manera consciente, conocerme mejor a mi misma y sentirme muchísimo mejor en todos los aspectos. Gracias a la ayuda y acompañamiento de Adriana he comprendido la importancia de no hacer una dieta, no perseguir objetivos inalcanzables, aprender a quererme a mi misma y apreciar que soy mucho más importante que el número que refleja una báscula. Este es un cambio de por vida y por tanto definitivo y eso no conlleva que mi alimentación sea perfecta cada día sino que logre un equilibrio entre darle a mi cuerpo lo que necesita y disfrutar de salidas y pequeños caprichos sin culpabilidad. En ningún momento he echado de menos cierto tipo de alimentos no saludables y mucho menos he pasado hambre.
Una dieta líquida absoluta consiste en líquidos claros —como agua, caldo y gelatina regular— que se digieren con facilidad y no dejan residuos sin digerir en el tracto intestinal. El médico puede indicarte una dieta líquida absoluta antes de ciertos procedimientos médicos o si tienes determinados problemas digestivos. Dado que la dieta líquida absoluta no puede brindarte la cantidad suficiente de calorías y nutrientes, no se debe seguir por más de unos pocos días.
×