Desde joven, Jamie Moore ha sentido gran fascinación por la comida y lo que esta puede hacer por el cuerpo humano. Tal era su fascinación, que terminó subiendo de peso a tal grado que los médicos le aconsejaron usar silla de ruedas, porque cualquier actividad física era considerada como demasiado extenuante para él. Sí, ¡hasta caminar! Las cosas llegaron a un punto crítico tras un episodio particularmente malo en el hospital. Como resultado, Jamie inició su proceso para finalmente eliminar los kilos de más. No fue un camino fácil. A pesar de seguir diferentes dietas, regímenes de pérdida de peso y gastar en los últimos equipos de ejercicio, los resultados simplemente no se daban. Fue cuando Jamie descubrió la dieta cetogénica que la situación comenzó a mejorar. Entusiasmado con lo que había encontrado y con sus propias experiencias positivas con la dieta para la pérdida de peso, Jamie tomó cursos de aprendizaje a distancia para obtener acreditación en dieta y nutrición con el fin de comprender mejor el funcionamiento de la dieta cetogénica. Esto ocurrió hace diez años. Ahora, Jamie hace cuarenta vueltas de nado en la piscina con sesiones regulares de ejercicio para mantenerse en forma. No se define a sí mismo como un loco friki de la salud, ¡pero la mayoría de sus amigos dirían lo contrario! Acuden a él cuando tienen dudas sobre dieta, nutrición y ejercicio. Esa fue también una de las razones por las que Jamie decidió compartir lo que sabía, escribiéndolo en estos libros que, espera, sean de ayuda para las personas.

El final de las vacaciones suele dejarnos algo de bagaje extra en el cuerpo: tres kilos más de media, según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición. Esto no es en sí un problema, ya que recuperaremos nuestro peso si el resto del año hemos mantenido hábitos de estilo de vida saludable. El problema está cuando se buscan atajos de riesgo, llegado septiembre, para perder mucho en muy poco tiempo.
Qsymia (fentermina y topiramato):  Este medicamento ayuda a suprimir el apetito y reducir la ingesta de alimentos. Si tiene un IMC superior a 30 o un índice de masa corporal de 27 o más junto con una afección relacionada con el peso, su médico puede recetarle este producto. El medicamento debe tomarse junto con las modificaciones del estilo de vida para la pérdida de peso sostenida.

Se trata de un ejercicio parecido a las sentadillas, pero con una única pierna. Partiendo de una postura erguida, desliza una de las piernas hacia delante hasta que la rodilla de la otra extremidad casi toque el suelo. La pierna que adelantes debe quedarse flexionada en, apróximadamente, 90 grados. Para cambiar de extremidad, da un salto al aire, llevando tu pie trasero hacia delante y el delantero hacia atrás.
Una dieta líquida absoluta se suele usar antes de los análisis, los procedimientos o las cirugías que requieren que no tengas alimentos en el estómago o los intestinos, tal como antes de una colonoscopia. También puede recomendarse como una dieta a corto plazo si tienes ciertos problemas digestivos, como náuseas, vómitos o diarrea, o después de determinados tipos de cirugía.
×