La dieta de hCG fue diseñado por el Dr. Albert T. W. Simeons , un endocrinólogo británico , hace más de 50 años . La premisa de la dieta hCG es que la obesidad es una enfermedad originada en el diencéfalo (una parte del cerebro que regula los procesos del cuerpo y el metabolismo ) en su capacidad para regular la grasa. Dr. Simeons mostró que bajo dietas ( sin efecto de las grasas, carbohidratos , azúcares ) de calorías podría permitir la rápida pérdida de peso especialmente dirigido depósitos anormales de grasa ( neumático de repuesto , la grasa del vientre , caderas y muslos) sin afectar a los depósitos de grasa saludable / normal (es decir, la cara ) .
Al igual que la mayoría de los frutos secos, comer un puñado de almendras aportará al organismo beneficios, gracias a sus numerosos antioxidantes, vitaminas y magnesio. Y es que si te encuentras con hambre entre horas, las almendras son un alimento saciante natural que ayuda al organismo a controlar el peso y a no caer en problemas de trastornos alimenticios.
Este se toma dos veces al día durante la primera semana de consumo, luego de la segunda semana y las semanas posteriores, se consume una vez al día. Sus fabricantes aconsejan consumir Slim Shots para acompañar la dieta y los ejercicios que se están realizando, ya que ese es el secreto para obtener los resultados deseados al terminar de realizar la dieta. No solo ofrece el batido sino que además cuenta con barras energéticas y una amplia gama de productos que se adaptan a tu necesidad.
Consejo: Las investigaciones sugieren que la manera más segura de perder peso y no volver a aumentarlo es siguiendo una dieta saludable con menos calorías de lo que antes consumía y haciendo ejercicio todos los días. La meta es perder de ½ libra a 2 libra (de ¼ de kilo a 1 kilo) por semana (después de las primeras semanas de pérdida de peso). Elija alimentos saludables. Coma porciones pequeñas. Incorpore el ejercicio en su rutina diaria. En conjunto, estos hábitos de alimentación y ejercicio pueden ser una manera saludable de perder peso y no aumentarlo de nuevo. Estos hábitos también disminuyen su probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón, presión arterial alta y diabetes tipo 2.
Por los motivos que hemos visto, la dieta se suele mantener durante el menor tiempo posible y siempre bajo estricto control médico. En cada momento, y dependiendo de los resultados de las pruebas de control, el doctor valorará si es suficiente con la dieta o si hay necesidad de recurrir a la nutrición artificial. También tendrá en cuenta la tolerancia digestiva, para volver a introducir progresivamente una dieta normal.
También es posible que necesite seguir una dieta líquida completa por un tiempo después de haberse sometido a una cirugía en el estómago o el intestino. Igualmente, puede ser que necesite hacer esta dieta si está teniendo problemas para tragar o masticar. Si se le receta esta dieta debido a disfagia (problemas para tragar), su patólogo del habla le dará más instrucciones específicas. En ocasiones la dieta líquida completa es un paso entre una dieta de líquidos claros y volver a su dieta regular.
×