Básicamente, se trata de una introducción progresiva a los alimentos de forma líquida para que sea más fácil de digerir y ocasione menos trabajo para el organismo. Podemos decir que se permiten alimentos suaves como la patata, cereales como el arroz, pollo, verduras (no de hoja verde), zanahorias, frutas como la pera, plátano y manzana, pescado blanco, jamón de pavo, de pollo, carnes blancas, etc.
¿Qué cenamos hoy? ¿Qué comemos mañana? Ay no sé… ya improvisaremos algo. Mira a ver qué hay por la nevera y si no hay nada pues compramos algo hecho o pedimos sushi o pizza o chino… Si estas frases u otras similares se repiten en tu casa semanalmente necesitas planificar un menú. Tener un menú colgado en la nevera, aunque sea orientativo ayuda mucho ya que facilita el día a día de la intendencia familiar. Te ayuda a no tener que pensar cada día que cocinar y qué comprar porque ya tienes el trabajo hecho. La planificación y la organización es muy importante para tener una alimentación ordenada y unos buenos hábitos alimentarios. No es necesario planificar todas las comidas del día a una semana vista pero si las comidas y cenas. Un ejemplo de menú semanal podría ser el siguiente:

Composta por 8 refeições ao dia, a dieta exige ainda a ingestão de no mínimo 2,5 litros de água por dia, que podem ser consumidos também em forma de chás. Ivone sugere os chás verde, de camomila e de erva-doce.  "E também chá de hibisco com cavalinha. Para preparar basta adicionar 1/2 colher de sopa de cada erva em 400ml de água quente, abafar de 5 a 10 min.)”, ensina Ione.


El término de este régimen se refiere a aquellas personas que basan su alimentación en una dieta vegetariana pero que de manera ocasional, y que por las razones que sea, consumen algunos productos de origen animal como mariscos, pescados o aves. Algunos pensarán que entonces todo el mundo entra dentro de este concepto, pero no es así. Su alimentación esta basada en una dieta verde y el consumo de origen animal es ocasional o excepcional.Lo que lo define es la frecuencia en este tipo de ingesta de alimentos.
Pessoas com doenças como diabetes, hipertensão, insuficiência renal ou que estão em tratamento para o câncer não devem fazer essa dieta, pois ela é pouco calórica e a falta de nutrientes pode piorar a doença. Além disso, pessoas que façam a dieta líquida detox e que sintam sinais de fraqueza como tonturas, pressão baixa ou visão turva devem retomar a alimentação normal.
×