Si tu médico te ha puesto en una dieta líquida completa, tienes más opciones para elegir. Los lácteos en su mayor parte, están permitidos, lo que significa que puedes disfrutar de batidos de leche, leche saborizada y yogur. Las sopas de crema, como la sopa de tomate o de puré de papa, te llevarán un paso adelante respecto a las consideraciones limitadas de la dieta de líquidos claros. También puedes tomar jugos de verduras, siempre y cuando se cuelen los trozos o residuos.
El ejercicio es innegable que es una de las principales herramientas para estimular el gasto calórico del individuo y además optimiza la utilización de determinados nutrientes. Hay ejercicios para perder peso. Además del ejercicio se ha demostrado que dormir bien (que no quiere decir dormir mucho) favorece la pérdida de peso, ya que nuestro sistema hormonal funcionará correctamente y evitaremos situaciones de estrés metabólico que hagan que el cuerpo se “resista” a perder peso como respuesta a agentes agresivos como es la falta sueño, el ayuno o la deshidratación.
Con una bebida milenaria como el té, todo es posible. Hay que conocer de los atributos de cada hierba o raíz y saber para qué funciona mejor a nuestra salud. Pero se ha comprobado que tés como el blanco, la menta, la canela, el té rojo, o incluso la infusión de jengibre sirven a la perfección para facilitar la pérdida de peso. Aprende de cuáles son las mejores alternativas en tés para adelgazar, y cómo prepararlos.
Según el coach y quiropráctico Ata Pouramini, la piña, el limón y el pomelo son frutas que puedes incluir en tu dieta para perder peso en tiempo récord ya que durante su proceso digestivo quemarás más calorías de las que te aportan. La experta en estética y nutrición Myriam Yébenes te propone una dieta intensiva detox para que las comidas copiosas y las cenas no te pasen factura en enero: "Al despertar y antes de desayunar: Toma un vaso de agua tibia con el zumo de un limón para depurar el organismo y activar su metabolismo. Para desayunar un té azul o té rojo + kiwi + una tostada de pan de espelta/centeno con pavo y queso de Burgos o aguacate y levadura de cerveza. Para comer, pescado a la sal o al horno + endivias con zumo de limón. Y para cenar, una ensalada de crudités (endivias, apio, pepino y zanahoria, la cantidad que se desee) aliñada y aderezada con salsa de yogur desnatado, eneldo natural y perejil".
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
La historia de las dietas líquidas para perder peso tienen un oscuro punto de partida. En los años 70, un médico estadounidense, Roger Lynn, presentaba su cura milagrosa para la obesidad. Consistía en un batido de proteínas ('Prolinn') como única comida diaria: concretamente, provenía del colágeno de las pezuñas y pellejos de animales del matadero, una materia prima barata. Aunque el régimen debía acompañarse de suplementos vitamínicos y nutricionales, aportaba únicamente entre 400 y 800 calorías diarias. 
También conocido por dragón negro o té azul está comprobado que nos ayuda a adelgazar. El té oolong es un aliado del hígado puesto que su consumo ayuda a perder peso y evita el hígado graso. Al igual que otros tés contiene catequinas y polifenoles que también lo hacen un buen antioxidante y termogénico provocando una buena quema de grasas. Un par de tazas diarias es lo que necesitas de este té.

El estudio Predimed realizado en España, por ejemplo, concluía en una investigación publicada en 'The New England Journal of Medicine' que una dieta mediterránea enriquecida con frutos secos y aceite de oliva virgen extra reduce en un 30% la posibilidad de morir por un accidente cardiovascular. Una nueva investigación publicada hoy en el 'International Journal of Epidemiology', no obstante, matiza la bondad universal de mezclar frutas, verduras, pescado, cereales, legumbres y aceite de oliva, y añade un matiz olvidado para que esta dieta sea verdaderamente eficaz: tener dinero o pertenecer a la clase alta.
Controlar el apetito es muy importante si queremos lograr bajar de peso y llevar una vida más saludable. Para lograr esto existen suplementos que controlan la ansiedad, queman grasa y aceleran el metabolismo, excelentes opciones que no son invasivas para nuestro organismo. Chequea estos 6 productos para controlar el apetito y poder bajar de peso fácilmente.
Dentro del ramillete de 'dietas milagro' que prometen efectos fulgurantes, las búsquedas se disparan cuando se habla de 'dietas blandas' o 'líquidas' para perder peso. Están rodeadas de un halo de glamour, porque son las que utilizan las estrellas de Hollywood cuando necesitan perder peso rápidamente para un papel. Christian Bale la usó para pasar de 80 a 50 kilos en The Machinist y el rapero 50 Cent también se dejó 25 kilos con dieta líquida, a la que aseguró haberse acostumbrado en el hospital cuando se recuperaba de sus nueve heridas de bala, una de ellas en la mejilla.
No podríamos definir la dieta de la alcachofa como un régimen nutricional que pudiéramos seguir en el corto, medio y largo plazo. Esta, se trata de una forma de perder volumen, agua y algo de grasa corporal en un periodo de tiempo relativamente corto. Es perfecta para depurar el organismo, limpiarlo de cualquier posible toxina que los años (o los últimos excesos) hayan dejado en nuestro organismo y vernos más deshinchados.
Peor todavía: un mal uso de estos remedios de moda tiene consecuencias para la salud. Una mujer de 47 años fue ingresada entre convulsiones y rechinar de dientes en Reino Unido tras pasar varios días subsistiendo a base de agua y "complementos naturales" para tratar de purgar los excesos navideños, lo que le provocó un déficit de sodio. "La creencia de que los productos dañinos pueden ser lavados del cuerpo consumiendo agua en exceso no está basada en la evidencia" -recordaban los especialistas. "Que algo sea natural no implica que no tenga efectos adversos".
En el caso de los inhibidores del apetito, la nutricionista explica que básicamente se trata de suplementos que por medio de fibras producen una sensación de saciedad. "Es como si una persona comiera mucha lechuga antes de almorzar, entonces tiene una capacidad gástrica un poco más reducida", grafica. Desde ese punto de vista -agrega- ese tipo de productos ayudaría a las personas que requieren un gran volumen de comida.
Con qué: la idea es no comer nada sólido, sino consumir las frutas y las verduras en batidos y licuados, por supuesto sin leche, ni siquiera las vegetales por estos dos primeros días. Usar más verduras que frutas es lo ideal ya que las frutas tienen mucha azúcar. 4 vasos para mujeres y 6 para hombres son el consumo recomendado. Durante el día beber agua, tisanas de hierbas y nada de té, mate ni café, para favorecer la desintoxicación.
Se trata de un régimen con un enfoque basado en el “hazlo tú mismo”: es muy flexible pero requiere un gran compromiso, dado que no está tan pautada como otras dietas. La clave del plan reside en la reducción a la mínima expresión del consumo de grasas, en particular las grasas saturadas (lácteos enteros, fritos, carnes grasas…). Por lo demás, se prima el consumo de cereales integrales, fruta, vegetales, pescado y pollo (sin la piel).
Sin embargo, proliferan las dietas líquidas utilizadas con el mero fin de bajar rápidamente unos pocos kilos. Estas dietas no son para todos y es indispensable consultar con un especialista en nutrición antes de seguir esta dieta (y cualquier otra), ya que una mala decisión alimentaria puede jugarte una mala pasada y traerte graves problemas de salud.

En el caso de los inhibidores del apetito, la nutricionista explica que básicamente se trata de suplementos que por medio de fibras producen una sensación de saciedad. "Es como si una persona comiera mucha lechuga antes de almorzar, entonces tiene una capacidad gástrica un poco más reducida", grafica. Desde ese punto de vista -agrega- ese tipo de productos ayudaría a las personas que requieren un gran volumen de comida.


Los nutricionistas no dejan de insistir en la importancia que tiene la primera comida del día, que es la que arranca el metabolismo, la que te proporciona energía y la que te ayuda a regular el apetito hasta la comida. De todo. Tu desayuno debe contener carbohidratos saludables (pan, cereales o galletas integrales y mejor biológicos, sin azúcares ni grasas añadidas); zumo natural o fruta fresca (mejor al principio para hacer mejor la digestión); un lácteo desnatado o vegetal (si tienes intolerancia a la lactosa o quieres reducir aún más las calorías), café o té verde (tu primera dosis de antioxidantes); proteínas sanas (jamón ibérico, pavo, huevo) para quitarte el hambre; alguna grasa saludable (¡aceite de oliva virgen!) y algo dulce si te apetece mucho (es el mejor momento para tomarlo, tienes todo el día para quemarlo), como mermelada sin azúcar añadido.
Los supresores del apetito actúan principalmente en los transmisores neuroquímicos del sistema nervioso central para reducir la ingesta de alimentos. Estos medicamentos funcionan en el cerebro para “engañarlo” y hacerle creer que no tiene hambre. Los supresores del apetito con receta se pueden utilizar en conjunto con una dieta saludable y una mayor actividad física para lograr y mantener una pérdida de peso significativa y están destinados para el uso a corto plazo.

Se trata de una dieta muy variada en la que se prima la ingesta de frutas, verduras y lácteos bajos en grasa. También se consumen cereales integrales, carne, pescado y legumbres, pero de forma más restringida. Las grasas saturadas, los azúcares refinados y los carbohidratos están prácticamente prohibidos. La dieta va acompañada de un plan de actividades de ejercicio físico y reduce a la mínima expresión el consumo de alcohol. Dado que es una dieta especialmente recomendable para tratar la hipertensión, la sal está limitada al punto justo en que nuestros guisos empiezan a saber a algo.
Seamos realistas: ya ni operación bikini ni nada. No te da tiempo. Lo has intentado y tal, pero las terrazas y el buen tiempo te han boicoteado la dieta. ¡Malditas! Bueno, aún te quedan unos días para irte a la playa a lucir cuerpazo, de bueno, no de grande. Te proponemos un reto: una dieta de dos semanas para que pierdas esos cinco kilitos que te sobran (son más, pero los otros los dejamos para septiembre mejor).
Peor todavía: un mal uso de estos remedios de moda tiene consecuencias para la salud. Una mujer de 47 años fue ingresada entre convulsiones y rechinar de dientes en Reino Unido tras pasar varios días subsistiendo a base de agua y "complementos naturales" para tratar de purgar los excesos navideños, lo que le provocó un déficit de sodio. "La creencia de que los productos dañinos pueden ser lavados del cuerpo consumiendo agua en exceso no está basada en la evidencia" -recordaban los especialistas. "Que algo sea natural no implica que no tenga efectos adversos".
×