Sin embargo, es extremadamente sencillo encontrar en Internet páginas, foros y testimonios que ensalzan las virtudes de alimentarse únicamente de líquidos a largo plazo para perder peso a marchas forzadas. "Los líquidos tienen menos calorías que los alimentos sólidos: el agua no tiene calorías (...) y el jugo de frutas puede significar unas 100 calorías como mucho"- afirma una de estas páginas. ¿Qué no dice? Que un aporte diario menor de 1.200 kcal ya provoca carencias en un adulto. Y que engorda más tomar fruta exprimida que entera, ya que facilita la absorción de su azúcar. 
También es posible que necesite seguir una dieta líquida completa por un tiempo después de haberse sometido a una cirugía en el estómago o el intestino. Igualmente, puede ser que necesite hacer esta dieta si está teniendo problemas para tragar o masticar. Si se le receta esta dieta debido a disfagia (problemas para tragar), su patólogo del habla le dará más instrucciones específicas. En ocasiones la dieta líquida completa es un paso entre una dieta de líquidos claros y volver a su dieta regular.
×