En esta y en cualquier otra dieta, la cantidad de kilos que se pierden depende de tu peso actual y estatura y del tiempo que vayas a seguir esta dieta. Como normal general, con esta dieta puedes perder hasta 3 kilos la primera semana y luego a razón de entre medio kilo y 1 kilo a la semana. Esto es así, y ocurre en casi todas las dietas, porque la primera semana se eliminan líquidos (por eso la pérdida parece mayor). Pero, la pérdida verdadera es después y bajar cerca de 1 kg semanal es todo un éxito, ya que es un peso que no se recupera rápidamente.
DESAYUNO Café con leche desnatada sin azúcar. Pan con tomate y sal. Café con leche desnatada sin azúcar. Pan con pechuga de pavo. 2 yogures desnatados con 3 cucharadas soperas de muesli. 200 ml de leche desnatada con 30g de copos de avena. Té con leche desnatada sin azúcar. Pan con jamón york. Tostada de pan integral con queso fresco 0% y mermelada sin azúcar añadido. Zumo de naranja natural. Pan integral con 1 huevo revuelto.
Se trata de un régimen con un enfoque basado en el “hazlo tú mismo”: es muy flexible pero requiere un gran compromiso, dado que no está tan pautada como otras dietas. La clave del plan reside en la reducción a la mínima expresión del consumo de grasas, en particular las grasas saturadas (lácteos enteros, fritos, carnes grasas…). Por lo demás, se prima el consumo de cereales integrales, fruta, vegetales, pescado y pollo (sin la piel).
Los productos con calorías vacías son aquellos que aportan energía pero no nutrientes. Es decir, que aunque los tomamos no sustituyen una comida o alimento necesario por su contenido nutricional. El ejemplo más claro son las bebidas alcohólicas, aportan 7 kcal de cada gramo de alcohol pero no vitaminas, minerales, fibra, proteínas, etc. Otros alimentos que podríamos considerar dentro de este grupo son los refrescos, que a pesar de tener azúcar que nos nutre, son bebidas no saludables, totalmente prescindibles y con un elevado contenido calórico.
Pessoas com doenças como diabetes, hipertensão, insuficiência renal ou que estão em tratamento para o câncer não devem fazer essa dieta, pois ela é pouco calórica e a falta de nutrientes pode piorar a doença. Além disso, pessoas que façam a dieta líquida detox e que sintam sinais de fraqueza como tonturas, pressão baixa ou visão turva devem retomar a alimentação normal.
×