Normalmente se hacen este tipo de dietas líquidas antes de una intervención de cirugía o simplemente antes de un procedimiento médico. También tenemos un ejemplo en las personas que se operan del estómago o el intestino que necesitan esta clase de dietas. Otro ejemplo lo encontramos en gente que tiene problemas a la hora de ingerir alimentos pesados o incluso en masticar.
De acuerdo, pero sé inteligente. Si tienes unas ganas irresistibles de llevarte algo dulce a la boca, que sea una onza de chocolate negro, una tortita de arroz inflado, un dulce casero, un par de galletas integrales sin azúcar blanco, un yogur con sirope de Ágave o una pieza de fruta. Pero si eres capaz, espera unos minutos y en lugar de comer dulce, toma algo salado y más nutritivo, por ejemplo, un pequeño bocadillo de atún o de jamón ibérico, una tortilla francesa o un puñadito de frutos secos. Te saciarán el hambre (comiendo dulce querrás más dulce en poco tiempo), te aportarán menos calorías y más nutrientes. Lo importante es salirse de la "rueda del azúcar" y tomar alimentos "reales".
Estimada Fátima,como siempre es un gusto aprender muchas cosas importante sobre nuestra alimentación y en verdadad me hace falta de tus conocimientos,respecto al artículo sobre la dieta liquida,tengo a mi hna que por mucho tiempo hizo esta dieta,si bien adelgazo increíblemente,ahora tiene ese problema de que aún se sigue viendo gorda como ella dice,por un buen tiempo dejo de comer lo que su organismo necesitaba y empezó con una serie de molestias principalmente con su estómago,tiene gastritis,ah lo de la dieta no fue por ella misma,sino que sus amigos y las personas de su alrededor se burlaban y ahora hay momentos en los que come pero siento que es un delito para ella,ella práctica los aerobicos pero con esa ansiedad de querer perder pesó,yo la veo bien,es robusta con todo eso ella no se siente bien.Creo que me extendí mucho pero sentí decirle esto para que me pueda ayudar y darme sus consejos que mucha falta me hacen.Agradecida por su comprensión y ayuda.
Una dieta líquida absoluta se suele usar antes de los análisis, los procedimientos o las cirugías que requieren que no tengas alimentos en el estómago o los intestinos, tal como antes de una colonoscopia. También puede recomendarse como una dieta a corto plazo si tienes ciertos problemas digestivos, como náuseas, vómitos o diarrea, o después de determinados tipos de cirugía.
×