Sin ninguna duda, una de las dietas más populares en todo el mundo. Un sistema basado en diferentes fases que lleva el usuario a través de una serie de reglas a seguir de las que no se puede desviar si lo que quiere es perder peso, adelgazar y tonificar su cuerpo. Todo ello, eso sí, al mismo tiempo que se realiza ejercicio y se ingieren alimentos ricos en fibra y proteínas.
Importante: antes de realizar cualquier actividad física de intensidad moderada a intensa se recomienda realizarse estudios de apto físico. Los entrenadores los solicitan antes de comenzar los entrenamientos porque permiten detectar enfermedades que pueden poner en riesgo la salud mientras se desarrolle la actividad física o detectar patologías que favorezcan la aparición de lesiones.

Administrar comer emocionalmente.Si siente que tiene problemas con la alimentación emocional, también puede hacer un seguimiento de sus sentimientos en su diario de alimentos. Debe registrar cómo se siente antes, durante y después de comer. Periódicamente revise sus entradas para ver qué señales lo inducen a comer en exceso o a comer otras conductas alimenticias poco saludables. Si descubres frecuentes atracones o si no puedes lidiar con el estrés o la tristeza sin comer, eres un comedor emocional. No dude en hacer una cita con un terapeuta calificado o trabajador social clínico para obtener la ayuda que necesita.
La propuesta de la dieta baja en carbohidratos, es rica en proteínas y hasta el momento es considerada una de las dietas más eficaces para la pérdida peso. De hecho, existe una gran cantidad de evidencia científica, que asegura que una dieta proteica y baja en carbohidratos, es la opción perfecta para aquellas personas que desean adelgazar rápidamente.  Además son perfectas para tratar diferentes problemas de salud como la obesidad, la diabetes, el síndrome metabólico y otras afecciones relacionadas con una mala alimentación.
El objetivo de la dieta de Mayo Clinic es ayudarte a bajar el exceso de peso y a encontrar una manera de comer que puedas mantener de por vida. Se centra en cambiar tu rutina diaria al agregar o romper hábitos que puedan marcar una diferencia en tu peso, como comer más frutas y vegetales, no comer mientras miras la televisión y hacer ejercicio durante 30 minutos al día.
Aunque no suele ser muy buena idea, esto ha ocurrido ya con otras dietas terapéuticas que ahora se utilizan para adelgazar y la dieta líquida no es una excepción. Diferentes variantes se nos ofrecen bajo la etiqueta de ser depurativas o desintoxicantes, incluso se las presenta como la panacea de la pérdida de peso: la dieta del pomelo, la del limón, la Detox, y otras muchas que más adelante iremos viendo de una en una. Pero antes de valorar su supuesta utilidad para adelgazar, será mejor que veamos algunos datos.

También es posible que necesite seguir una dieta líquida completa por un tiempo después de haberse sometido a una cirugía en el estómago o el intestino. Igualmente, puede ser que necesite hacer esta dieta si está teniendo problemas para tragar o masticar. Si se le receta esta dieta debido a disfagia (problemas para tragar), su patólogo del habla le dará más instrucciones específicas. En ocasiones la dieta líquida completa es un paso entre una dieta de líquidos claros y volver a su dieta regular.
×