La dieta DASH responde al acrónimo 'Dietary Approaches to Stop Hypertension' (“enfoque alimenticio para detener la hipertensión”) y, como su nombre indica, fue desarrollada por el Instituto Nacional de Salud estadounidense como una dieta específica para tratar a pacientes con tensión alta. Aunque no nació como una dieta de adelgazamiento, sí que sirve para tal fin.
Es normal que pienses que esta semana de control de tus comidas no suele ser habitual, bien porque has cometido excesos extra, porque has tenido más compromisos, más comidas de trabajo, etc. Probablemente, tu vida social es así a menudo durante el año, por lo tanto, cualquier semana que elijas para realizar este seguimiento, podría ser tu día a día habitual.
¿Y el temido efecto rebote? Según Igor Correa, es difícil que ocurra si se usa este tipo de productos, pero advierte que si la persona que los utiliza no es capaz de modificar también sus hábitos, es muy probable que cuando los deje comience el proceso inverso. "No es que recupere automáticamente los kilos que había perdido, pero su metabolismo volverá a ser el mismo de antes y eso se traducirá en que con alta probabilidad comenzará nuevamente el proceso de acumulación de grasa corporal".

Se trata de un régimen con un enfoque basado en el “hazlo tú mismo”: es muy flexible pero requiere un gran compromiso, dado que no está tan pautada como otras dietas. La clave del plan reside en la reducción a la mínima expresión del consumo de grasas, en particular las grasas saturadas (lácteos enteros, fritos, carnes grasas…). Por lo demás, se prima el consumo de cereales integrales, fruta, vegetales, pescado y pollo (sin la piel).
Hace pocos días que hemos recibido a la primavera y eso significa que ya quedan pocas semanas para que se acerque el verano, la playa, las vacaciones y ¡la ropa de verano! Esta es una época especialmente positiva para la mayoría de las personas sin embargo hay a quien le entran las prisas por perder esos kilos de más que llevan arrastrados desde hace ya algunos meses y quedaban escondidos debajo del abrigo.
Ante dietas hiperproteicas como la Dukan, Alcón previene: "La sobreabundancia de proteína, especialmente de origen animal, a la larga genera daño tanto renal como hepático. Produce merma o daño óseo, provocan alteraciones metabólicas como el aumento de la tensión y de los lípidos plasmásticos, y con ellos, de los triglicéridos y el colesterol. El daño que se produce a la salud es irreversible, y mientras tanto, se recupera el peso que se perdió".
Un estudio realizado por la Escuela Médica de Shanghái demostró el efecto beneficioso de las catequinas sobre la grasa abdominal. Durante 12 semanas se midieron periódicamente el peso, la proporción de la grasa corporal, el porcentaje de la grasa intraabdominal y la circunferencia de la cintura en cuatro grupos de adultos en dieta. El grupo 1 tomó placebos, mientras que a los otros tres se les administró tres dosis diferentes de catequinas:

También aportan proteína en su forma más pura, es decir, sin apenas carbohidratos ni grasas (que posiblemente ya ingieres en cantidad suficiente con los alimentos). Tampoco contienen sustancias acompañantes no deseadas, como colesterol y purinas, que están presentes sobre todo en la piel y los despojos de alimentos de origen animal y pueden causar gota.
Posteriormente a su comercialización han ido en aumento los casos notificados de trastornos psiquiátricos graves, incluyendo intento de suicidio y suicidio consumado. Tras la revisión de todos los datos disponibles de eficacia y seguridad, el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) confirmó que se duplica el riesgo de trastornos psiquiátricos en pacientes que utilizan Acomplia® y estimó que no hay garantías de que dicho riesgo se pueda reducir con medidas adicionales.
El té que más recomiendo en caso de querer bajar de peso es el té rojo. Es un magnífico quema grasas, que acelera el metabolismo y se considera un excelente desintoxicante. Mejora el sistema inmune y reduce los niveles de colesterol y triglicéridos. Además, mejora la digestión gracias a la secreción de ácidos gástricos que aceleran la metabolización de los alimentos que ingerimos.
Ele ressalta que, em ambos os casos, cada organismo vai reagir de uma forma diferente. “Uma dieta líquida muito restrita pode acarretar uma perda de peso de cerca de 10 kg em 15 dias. Mas depende da pessoa, do seu tipo físico, da sua rotina e de como a dieta será feita. Uma pessoa com obesidade pode perceber os resultados de forma bem rápida, assim como uma pessoa sedentária”, diz o profissional.
×