En general, para llevar una dieta equilibrada, recomiendo hacer 5-6 comidas diarias, pero realmente lo que determina el número de comidas al día es el número de horas que permanezcamos activos. Una persona que desayune a las 6:00 y cene a las 23:00 tendrá que hacer un número mayor de comidas que aquella que desayune a las 9:00 y cene a las 22:00. Lo realmente importante es no dejar grandes períodos de ayuno, ya que esto desencadena un desequilibrio de los niveles de glucosa lo que a su vez provoca descenso de la energía vital, incremento del apetito y tendencia a acumular grasa cuando ingiramos comida a modo de supercompensación.
Con qué: la idea es no comer nada sólido, sino consumir las frutas y las verduras en batidos y licuados, por supuesto sin leche, ni siquiera las vegetales por estos dos primeros días. Usar más verduras que frutas es lo ideal ya que las frutas tienen mucha azúcar. 4 vasos para mujeres y 6 para hombres son el consumo recomendado. Durante el día beber agua, tisanas de hierbas y nada de té, mate ni café, para favorecer la desintoxicación.

Solo debe usarse como una dieta temporal. Por lo general, cuando un paciente está listo para pasar de la dieta líquida, el siguiente paso es una dieta líquida completa, que también es bastante restrictiva, sin embargo, contiene algunos alimentos más para garantizar una correcta nutrición del organismo, se trata sobre todo de productos lácteos que podemos incluir en sopas con cremas o helados.
Consejo: Las investigaciones sugieren que la manera más segura de perder peso y no volver a aumentarlo es siguiendo una dieta saludable con menos calorías de lo que antes consumía y haciendo ejercicio todos los días. La meta es perder de ½ libra a 2 libra (de ¼ de kilo a 1 kilo) por semana (después de las primeras semanas de pérdida de peso). Elija alimentos saludables. Coma porciones pequeñas. Incorpore el ejercicio en su rutina diaria. En conjunto, estos hábitos de alimentación y ejercicio pueden ser una manera saludable de perder peso y no aumentarlo de nuevo. Estos hábitos también disminuyen su probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón, presión arterial alta y diabetes tipo 2.
Si tu médico te ha puesto en una dieta líquida completa, tienes más opciones para elegir. Los lácteos en su mayor parte, están permitidos, lo que significa que puedes disfrutar de batidos de leche, leche saborizada y yogur. Las sopas de crema, como la sopa de tomate o de puré de papa, te llevarán un paso adelante respecto a las consideraciones limitadas de la dieta de líquidos claros. También puedes tomar jugos de verduras, siempre y cuando se cuelen los trozos o residuos.
É importante lembrar que os sucos detox podem ser tomados numa dieta normal, pois seus benefícios para o organismo serão mantidos. Além disso, a dieta líquida detox não deve ser usada como forma exclusiva para emagrecer, pois não traz resultados permanentes a longo prazo. Assim, o ideal é que os alimentos detox, como frutas e legumes, façam parte da alimentação diária das pessoas, sem restrições de outros alimentos essenciais para o bom funcionamento do organismo, como as carnes e os carboidratos.
×