La propuesta de la dieta baja en carbohidratos, es rica en proteínas y hasta el momento es considerada una de las dietas más eficaces para la pérdida peso. De hecho, existe una gran cantidad de evidencia científica, que asegura que una dieta proteica y baja en carbohidratos, es la opción perfecta para aquellas personas que desean adelgazar rápidamente.  Además son perfectas para tratar diferentes problemas de salud como la obesidad, la diabetes, el síndrome metabólico y otras afecciones relacionadas con una mala alimentación.
En cierta forma, influenciados por la sociedad en la que vivimos, siempre que hablábamos de dietas u objetivos para adelgazar, nos venía a la mente el “pasar hambre” o incluso el “dejar de salir”. Adriana nos demostró que no, más bien todo lo contrario. Todavía me acuerdo los primeros días de mi nueva forma de comer, donde incluso comía más que antes. Lo más sorprendente fue ver como, comiendo más pero mejor, el objetivo se iba alcanzando.
La liraglutida es un análogo del GLP-1, ya autorizado en la Unión Europea a dosis bajas (hasta 1,8 mg al día) para el tratamiento de la diabetes tipo II. El GLP-1 es una hormona natural del organismo que se secreta en el intestino delgado en respuesta a la ingesta de alimentos y que regula el apetito. Sin embargo, esta hormona desaparece en la sangre a gran velocidad, por lo se ha creado el agonista liraglutida, que permanece más tiempo en la sangre manteniendo la sensación de saciedad por más tiempo.

Al igual que la mayoría de los frutos secos, comer un puñado de almendras aportará al organismo beneficios, gracias a sus numerosos antioxidantes, vitaminas y magnesio. Y es que si te encuentras con hambre entre horas, las almendras son un alimento saciante natural que ayuda al organismo a controlar el peso y a no caer en problemas de trastornos alimenticios.

La dieta líquida es aquella que se compone exclusivamente de líquidos, de aquellos alimentos que a temperatura ambiente también se convierten en líquidos (como los helados), o de alimentos sólidos que pasados por la licuadora y mezclados con líquidos, se vuelven de consistencia líquida. El objetivo fundamental de esta dieta es el de garantizar una adecuada hidratación y el aporte imprescindible de sales minerales a aquellas personas que por algún motivo no pueden ingerir alimentos sólidos, o que deben reducir al mínimo la estimulación gastrointestinal.
Como has visto hay muchas variedades y el té es siempre una buena ayuda en nuestro plan de adelgazamiento. Junto a una alimentación controlada y un buen plan de entrenamiento será un gran aliado para eliminar esos kilos de más. Aún así, si quieres algo más potente hecha un vistazo a esta otra lista de los mejores suplementos para adelgazar. En ella encontrarás lo más efectivo para quitarte de una vez por todas los kilos que te sobran. ¿Cuál te ha parecido el mejor té para bajar de peso?

Los tés son un excelente aliado a la hora de perder esas libras de más. No sólo por las diferentes propiedades que tienen sus distintos ingredientes, sino porque sustituir bebidas azucaradas con éstos siempre es una buenísima idea para asegurarte de llevar una vida más sana. Hay tés que, aparte de ayudarte a perder peso, te pueden ayudar para mantenerte despierto o conciliar el sueño. También puedes combatir el frío o refrescarte con ellos, según la temporada del año en la que estés. En resumen, es una bebida que definitivamente quieres integrar en tu vida. 
El té que más recomiendo en caso de querer bajar de peso es el té rojo. Es un magnífico quema grasas, que acelera el metabolismo y se considera un excelente desintoxicante. Mejora el sistema inmune y reduce los niveles de colesterol y triglicéridos. Además, mejora la digestión gracias a la secreción de ácidos gástricos que aceleran la metabolización de los alimentos que ingerimos.
Si tienes diabetes, habla con tu médico, dietista o educador en diabetes. Una dieta líquida absoluta debe consistir en líquidos transparentes que brinden unos 200 gramos de carbohidratos distribuidos en cantidades iguales durante todo el día para ayudar a controlar el azúcar en sangre (glucosa en sangre). Se deben controlar los niveles de azúcar en sangre y se debe realizar la transición a alimentos sólidos lo más rápido posible.
×