Ya sabemos que comer pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o atún) acelera tu metabolismo, además de regular los niveles de azúcar en sangre y reducir otros problemas como la inflamación. Pero algunos estudios han comprobado que estos ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, una hormona que facilita la pérdida de peso.
La clave para el éxito, según Alejandra Reyes, es utilizar estos suplementos, en especial los inhibidores de apetito, en combinación con una dieta. Algo en lo que coincide Igor Correa, director técnico GNC Chile Farmacias Ahumada, quien los considera una herramienta muy útil en la lucha contra los kilos de más. "Esencial es tratar de identificar las causas de fondo e intentar corregirlas, mientras me ayudo con este tipo de productos", añade.
Después de años de tener mi confianza en mí misma quebrada y de sentirme triste, me encontré con la Dieta 4 Semanas y pensé en probarla. En la primera semana, me asombró subirme a la balanza ¡y ver que había bajado 11 libras! Ahora, unas pocas semanas después, ¡he perdido 42 libras! ! Y lo mejor de todo es que ¡finalmente soy FUERTE otra vez! ¡Y es todo gracias a ti, Brian!”
Los nutricionistas no dejan de insistir en la importancia que tiene la primera comida del día, que es la que arranca el metabolismo, la que te proporciona energía y la que te ayuda a regular el apetito hasta la comida. De todo. Tu desayuno debe contener carbohidratos saludables (pan, cereales o galletas integrales y mejor biológicos, sin azúcares ni grasas añadidas); zumo natural o fruta fresca (mejor al principio para hacer mejor la digestión); un lácteo desnatado o vegetal (si tienes intolerancia a la lactosa o quieres reducir aún más las calorías), café o té verde (tu primera dosis de antioxidantes); proteínas sanas (jamón ibérico, pavo, huevo) para quitarte el hambre; alguna grasa saludable (¡aceite de oliva virgen!) y algo dulce si te apetece mucho (es el mejor momento para tomarlo, tienes todo el día para quemarlo), como mermelada sin azúcar añadido.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2018 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.
×