¿Y el temido efecto rebote? Según Igor Correa, es difícil que ocurra si se usa este tipo de productos, pero advierte que si la persona que los utiliza no es capaz de modificar también sus hábitos, es muy probable que cuando los deje comience el proceso inverso. "No es que recupere automáticamente los kilos que había perdido, pero su metabolismo volverá a ser el mismo de antes y eso se traducirá en que con alta probabilidad comenzará nuevamente el proceso de acumulación de grasa corporal".

Como te decíamos antes, muchas veces no son los alimentos en sí los que te engordan sino la forma y el momento en que los comes. Por ejemplo, los hidratos son recomendables por la mañana o al medio día si después vas a hacer un esfuerzo físico, pero no por la noche, cuando se acumularían durante el sueño. Para cenar son mucho más ligeras las proteínas, sobre todo si has hecho ejercicio, ya que son el alimento de los músculos. También es importante combinar bien los alimentos: pasta y proteínas siempre "casan" con verduras, pero no van demasiado bien juntas, ya que dan como resultado platos demasiado calóricos y difíciles de digerir. La forma de cocinar los alimentos también resulta fundamental: mejor frescos, al vapor, al horno o a la plancha.
Los efectos secundarios del té rojo son similares a los del té verde, esto debido a que contiene cafeína y pueden manifestarse como dolores de cabeza, palpitaciones, alteraciones del sueño, mareos, etc. No es aconsejado para personas con problemas de hipertensión arterial, ni mujeres embarazadas o que están dando lactancia materna, tampoco es aconsejable su uso en niños.

También es posible que necesite seguir una dieta líquida completa por un tiempo después de haberse sometido a una cirugía en el estómago o el intestino. Igualmente, puede ser que necesite hacer esta dieta si está teniendo problemas para deglutir o masticar. En ocasiones la dieta líquida completa es un paso entre una dieta de líquidos claros y volver a su dieta regular.
×