Hola Paloma, si ya vas a un nutricionista tendrías que consultarle tus dudas. Por lo que cuentas en tu mensaje puede que la dieta y la medicación no estén bien pautadas ya que no deberías tener tantas bajadas de azúcar y tampoco deberías subir de peso. Si quieres nosotras podríamos llevarte la parte nutricional de tu tratamiento, puedes ponerte en contacto con nosotras a través del formulario de contacto o vía telefónica. Un saludo.
La dieta mediterránea es la dieta tradicional que cuenta con un mayor respaldo científico y todos conocemos en qué consiste: un consumo alto de frutas, verduras, pescado, cereales integrales, legumbres y aceite de oliva, y bajo en carne roja, azúcares y grasas saturadas. Pero, además, un componente importante es la práctica de ejercicio. Dado que es la dieta que se utilizaba en nuestro país hasta hace no mucho, es muy fácil de seguir. Pero hay que tener en cuenta que lo que hoy podemos entender como “dieta mediterránea” no siempre corresponde a lo que los científicos entienden como tal.
Yo no tenía hambre, mientras yo estaba en este programa, porque me comí complejo natural carbohidratos cada 3 horas en combinación con el suplemento de aminoácidos. Yo recibía el importe exacto de los hidratos de carbono y proteínas necesarios para detener el hambre y evitar la pérdida de músculo. Esto no era más que otra dieta de moda, ya que el único suplemento que tomé que no sea el multivitamínico diario fue de 100% puro aminoácidos.
Aunque no existe ninguna dieta milagrosa que te haga bajar de peso de un día para otro, hay formas muy sencillas y planes alimenticios que te ayudarán a bajar esos kilos de más y mantenerte más saludable en menos tiempo de lo esperado sin tener que sufrir. La clave está en una selección correcta de los alimentos para tu dieta diaria. Para ello debemos priorizar unos alimentos frente a otros y seguir al pie de la letra las pautas de un menú especifico, que sea moderada, variada y muy equilibrada.
¿Alguna vez has escuchado que no hay que mezclar un grupo de alimentos con otro? – “No comas hidratos y grasas porque entonces engordarás más”. Bien, pues en este método de lo que se trata es de precisamente hacer eso: aprender a combinar aquellos alimentos que sí que permiten perder grasa y adelgazar de forma eficiente así como nutrirnos con los alimentos correctos en los momentos adecuados.

El sistema supresor del apetito Slim Shots contiene ingredientes tales como la avena, el aceite de palma y el aspartamo que disminuyen los antojos de comida. Una toma del líquido está destinada a ser ingerida dos veces al día durante la primera semana de uso, seguida por una toma de un día en las semanas posteriores. Los fabricantes de Slim Shots recomiendan el uso del producto en combinación con una dieta saludable y un plan de ejercicios, ya que no promueve la pérdida de peso duradera por sí solo.
En la fase inicial de la dieta, que dura dos semanas, se pueden perder entre 2,7 y 4,5 kilos. Este es un esquema tipo de un menú diario, que contiene 1.200 calorías. En esta etapa, te centras en los hábitos del estilo vida que se relacionan con el peso. Aprendes a adoptar cinco hábitos saludables, a abandonar cinco malos y a incorporar otros cinco adicionales. Esta etapa puede ayudarte a ver algunos resultados rápidos (un estímulo psicológico).
Para desayunar deberías tomar fruta y te recomiendo una porción de pan de cereales con un par de lonchas de pollo/pavo y un café solo o si no te gusta con algo de sacarina. A media mañana es el momento de tomar otra pieza de fruta, para comer no olvides incluir verduras y carne o pescado, ambos blancos, y toma pasta o arroz al menos 3 veces a la semana. Para merendar te recomiendo que tomes frutos secos. En la cena te recomiendo otro plato de verdura. Sazona la verdura con aceite y vinagre no con mayonesa. Y aquí ya entra tu imaginación para buscar una dieta variada que te guste teniendo estos alimentos como base. No tomes pasta, arroz o pan por la tarde y noche, evita tomar alcohol y alimentos o bebidas con una gran cantidad de azucar.
Los supresores del apetito obtenidos con o sin prescripción médica, se pueden emplear en la etapa inicial de un programa de dieta para activar la pérdida de peso y reducir el antojo por los alimentos. En la mayoría de los casos estos supresores no están destinados para su uso a largo plazo, aunque pueden ayudar a perder unas cuantas libras a corto plazo. Una pérdida de peso duradera requiere de una dieta saludable y actividad física. Asegúrate de hablar con tu médico acerca de las ventajas y desventajas de cualquier supresor del apetito.
En caso de retener líquidos, la cola de caballo es una buena opción. Pero si lo que tenemos es mucho apetito, la canela es nuestra infusión; ya que, además de reducir los niveles de azúcar en sangre y acelerar el metabolismo, reduce el apetito. En caso de sufrir ansiedad y necesitar relajarnos, ya sea por la dieta o por cualquier otro motivo, tomar melisa o una valeriana. Todas ellas tienen efecto saciante por ser líquidas.

El peso perdido no regresará? Una de las piedras angulares de La Dieta de 2 Semanas es la regla de las 3 libras que le asegura que el peso que ha perdido, se habrá ido Para Siempre. Funciona Así: Una vez que La Dieta de 2 Semanas es completada por primera vez o una vez que usted haya alcanzado su peso ideal, usted seguirá pesándose todos los dias (al despertar, después de orinar, antes de su primera comida). Si en algún momento la balanza le muestra 3 libras o mas de su peso ideal, usted comienza inmediatamente la fase #1 de La Dieta de 2 Semanas hasta regresar a su peso ideal (usualmente toma solo 1-2 días). Esto le permitirá comer comidas “de trampa” y al mismo tiempo mantenerse delgado.


Una dieta líquida absoluta se suele usar antes de los análisis, los procedimientos o las cirugías que requieren que no tengas alimentos en el estómago o los intestinos, tal como antes de una colonoscopia. También puede recomendarse como una dieta a corto plazo si tienes ciertos problemas digestivos, como náuseas, vómitos o diarrea, o después de determinados tipos de cirugía.
×