El estudio Predimed realizado en España, por ejemplo, concluía en una investigación publicada en 'The New England Journal of Medicine' que una dieta mediterránea enriquecida con frutos secos y aceite de oliva virgen extra reduce en un 30% la posibilidad de morir por un accidente cardiovascular. Una nueva investigación publicada hoy en el 'International Journal of Epidemiology', no obstante, matiza la bondad universal de mezclar frutas, verduras, pescado, cereales, legumbres y aceite de oliva, y añade un matiz olvidado para que esta dieta sea verdaderamente eficaz: tener dinero o pertenecer a la clase alta.
El té verde que te ayudará a perder peso de forma 100% natural. Lo más interesante y divertido es que puedes usar el té Matcha en batidos, recetas para hornear, incluso para hacer deliciosos helados de té verde. Entre sus atributos, destacan que es potenciador del metabolismo, o sea, que podrás quemar más calorías fácilmente durante el día y verás resultados más inmediatos. Matcha no solo beneficia la salud física, si no el estado mental: mejora la concentración, mejora la memoria y da más energía.
Las legumbres, los cereales, el pan o la pasta integral no son los culpables de tus kilos de más. Tus enemigos son los dulces industriales, el pan de molde, los snacks salados (aléjate de la máquina del trabajo), los cereales azucarados y los alimentos refinados. Este tipo de carbohidratos de digestión rápida son los que descontrolan tu IG, es decir tu índice glucémico o nivel de insulina en sangre. SÍ. Toma siempre hidratos en el desayuno y cómelos al medio día (un plato de pasta, arroz o legumbres) si por la tarde vas a hacer ejercicio. Toma legumbres al menos tres veces en semana (su fibra es fantástica para tus intestinos y te quitan el hambre durante horas) y el resto de hidratos mejor integrales, ya que se vierten lentamente al torrente sanguíneo, no producen picos de insulina y no se cumulan en forma de grasa como los refinados. NO. A los hidratos de carbono por la noche. De todo lo que venga envasado y tenga pinta de fast food, olvídate.
No sólo es básico escoger bien los alimentos que mejor se adaptan a nuestra idea de perder peso. Podemos escoger los más sanos, los menos grasos o los más digestivos, pero su combinación puede arruinar los efectos positivos. Es lo que se conoce como la dieta disociada. No hay demostración científica que lo demuestre pero la lógica se impone en esta manera de entender la ingesta de alimentos y en definitiva el concepto de dieta.
El primero de ellos son las dietas ricas en proteínas. El principal alimento es la carne, porque nuestro cuerpo requiere de esos nutrientes para funcionar básicamente. Por eso es importante incorporar a nuestra dieta para perder peso carnes magras, pavo, pollo, cerdo, pescados y también legumbres, son ingredientes muy utilizados en las dietas proteicas.
Básicamente, podemos decir que es como la dieta blanda triturada, alimentos fáciles de digerir para el organismo y que nos aporten los nutrientes necesarios para una correcta recuperación de la flora intestinal. Una vez toleremos este tipo de dieta podremos pasar a la dieta blanda, en la que comeremos sólidos, bien masticados, de forma que el organismo se vaya acostumbrando hasta llegar a una alimentación normal.
Además, para conseguir adelgazar esos kilos no debes dejarte engañar por las dietas milagro o a base de té rojo, proteínas o, batidos "detox", porque "el secreto reside en combinar además una dieta que te ayude a eliminar grasa además de otros hábitos y protocolos que redefinan tu silueta", apunta Marina Rulló, Directora de Centro de Estética RAME.
Sin embargo, la realidad es otra, y dado que la mayoría de estas fórmulas están en la categoría de alimentos y no requieren una prescripción médica para su uso, quienes las compran sólo van a las farmacias y piden una. En este caso, el consejo de la especialista es poner especial atención en el tipo de alimentación que se tiene. "Cuando una persona quiere iniciar un tratamiento de este tipo, debe autodiagnosticarse e identificar qué es lo que la hace engordar. Y luego elegir el producto adecuado según lo que ofrecen los distintos laboratorios", dice.
¿Hay algo más natural que hacer unos ejercicios de abdominales?. Concretamente existen los denominados abdominales hipopresivos que haciéndolos bien (requieren de un cualificado entrenador personal) se puede conseguir un abdomen tonificado completamente plano. Muchas personas hacen los abdominales tradicionales, los cuales también se suelen hacer mal y no son óptimos para conseguir un vientre espectacular.

La cuestión del peso corporal en el caso de las mujeres es un todo un tema. La mayoría de las chicas sueñan con tener un cuerpo con las medidas perfectas, un buen número de ellas piensan que su peso está por encima del adecuado, y no son pocas las que le huyen a la balanza. Tu lucha por perder unos kilos de grasa no tiene por qué ser eterna. Ponle fin leyendo y aplicando en tu vida este artículo, en el que te mostraremos la dieta para bajar de peso mujeres.
Respecto a la seguridad que tienen los inhibidores del apetito y los quemadores de grasa, la nutricionista afirma que si quienes los utilizan son personas sanas, por lo general no tienen efectos adversos. No ocurre lo mismo con aquellas personas que tienen patologías diagnosticadas como hipertensión, diabetes o problemas a la tiroides, entre otras, en cuyo caso necesariamente deben consultar antes con su doctor.

Si por el contrario estás acostumbrado a realizar ejercicios aeróbicos, independientemente de la modalidad de ejercicio elegida (spinning, running o natación), pásate al ejercicio por intervalos. Con media hora al día, será suficiente. 8 minutos de calentamiento, 15 de ejercicio por intervalos en los que alternes 1 minuto de ejercicio fuerte con 1 más lento y 7 minutos de enfriamiento.

Modo de Preparo: Aqueça o óleo e refogue o alho e a cebola; junte a abóbora picada, refogue mais um pouco, acrescente o gengibre picado e refogue mais; coloque a água fervente até cobrir todos os ingredientes; retire do fogo, espere amornar e bata no liquidificador até conseguir uma consistência homogênea; depois coloque a mistura novamente na mesma panela e leve ao fogo para aquecer por cerca de 3 minutos. Sirva com um fio de azeite.
×