El picar no es que sea conveniente, sino que es una buenísima estrategia para mantener nuestra glucemia controlada y por tanto regular nuestro apetito. El problema aparece cuando ese picoteo es aleatorio e improvisado, al igual que debemos organizar nuestros desayunos y comidas principales, debemos llevar un cierto control de las alternativas de picoteo sano que están a nuestro alcance para poder incluir entre horas. En principio los alimentos que más nos interesan son aquellos alimentos que nos aporten una pequeña cantidad de azúcar que se absorba de forma lo más lenta posible, que venga asociado a una importante cantidad de fibra para estimular la saciedad y siempre acompañado con una cantidad significativa de agua. Nuestra sugerencia para un picoteo saludable: fruta, lácteos desnatados, cantidades controladas de frutos secos, pequeños bocadillos y sándwich de pan integral pueden ser muy buenas alternativas.
Come fare a seguire la dieta liquida? Vediamo una giornata tipo: la colazione è a base di tisane e succhi di frutta, mentre a metà giornata è previsto l’unico pasto solido consentito. “Non c’è un orario fisso, bisogna seguire la fame. Indicativamente le ore consigliate sono tra le 15 e le 17”. Le opzioni sono molteplici: “Io parto da una scelta vegana – illustra Speranza – e per questo motivo consiglio vegetali crudi, come finocchi, pomodori, carote o avocado con limone. Ma la scelta del pasto più adatto varia da persona a persona, e soprattutto dall’alimentazione che segue di solito. Se si è abituati a quattro pasti al giorno, io consiglio di evitare cibi impegnativi per l’apparato digerente, come la carne, e cibi “collosi” come il riso e gli amidacei”. Via libera dunque a gallette di mais, quinoa con i piselli, hamburger vegetariani e farro e orzo, “alimenti leggeri che venivano masticati a lungo anche dai soldati romani quando marciavano per ore e ore, accompagnati dalle verdure selvatiche”.

Desde joven, Jamie Moore ha sentido gran fascinación por la comida y lo que esta puede hacer por el cuerpo humano. Tal era su fascinación, que terminó subiendo de peso a tal grado que los médicos le aconsejaron usar silla de ruedas, porque cualquier actividad física era considerada como demasiado extenuante para él. Sí, ¡hasta caminar! Las cosas llegaron a un punto crítico tras un episodio particularmente malo en el hospital. Como resultado, Jamie inició su proceso para finalmente eliminar los kilos de más. No fue un camino fácil. A pesar de seguir diferentes dietas, regímenes de pérdida de peso y gastar en los últimos equipos de ejercicio, los resultados simplemente no se daban. Fue cuando Jamie descubrió la dieta cetogénica que la situación comenzó a mejorar. Entusiasmado con lo que había encontrado y con sus propias experiencias positivas con la dieta para la pérdida de peso, Jamie tomó cursos de aprendizaje a distancia para obtener acreditación en dieta y nutrición con el fin de comprender mejor el funcionamiento de la dieta cetogénica. Esto ocurrió hace diez años. Ahora, Jamie hace cuarenta vueltas de nado en la piscina con sesiones regulares de ejercicio para mantenerse en forma. No se define a sí mismo como un loco friki de la salud, ¡pero la mayoría de sus amigos dirían lo contrario! Acuden a él cuando tienen dudas sobre dieta, nutrición y ejercicio. Esa fue también una de las razones por las que Jamie decidió compartir lo que sabía, escribiéndolo en estos libros que, espera, sean de ayuda para las personas.
También es posible que necesite seguir una dieta líquida completa por un tiempo después de haberse sometido a una cirugía en el estómago o el intestino. Igualmente, puede ser que necesite hacer esta dieta si está teniendo problemas para deglutir o masticar. En ocasiones la dieta líquida completa es un paso entre una dieta de líquidos claros y volver a su dieta regular.
×