Sin embargo, la realidad es otra, y dado que la mayoría de estas fórmulas están en la categoría de alimentos y no requieren una prescripción médica para su uso, quienes las compran sólo van a las farmacias y piden una. En este caso, el consejo de la especialista es poner especial atención en el tipo de alimentación que se tiene. "Cuando una persona quiere iniciar un tratamiento de este tipo, debe autodiagnosticarse e identificar qué es lo que la hace engordar. Y luego elegir el producto adecuado según lo que ofrecen los distintos laboratorios", dice.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2018 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.
×