Todos sabemos lo difícil que es contenernos de comer a veces. Esto aplica especialmente para los dulces. Pero para aquellos que no pueden luchar contra los antojos, los supresores del apetito son la respuesta. Cuando una persona los toma, aumentan los químicos que le dicen a nuestro cerebro que estamos llenos y también liberan ciertas hormonas responsables de los antojos de alimentos. Sin embargo, tenga cuidado al usar estos supresores, ya que a veces pueden causar inquietud, insomnio y nerviosismo.

También es posible que necesite seguir una dieta líquida completa por un tiempo después de haberse sometido a una cirugía en el estómago o el intestino. Igualmente, puede ser que necesite hacer esta dieta si está teniendo problemas para tragar o masticar. Si se le receta esta dieta debido a disfagia (problemas para tragar), su patólogo del habla le dará más instrucciones específicas. En ocasiones la dieta líquida completa es un paso entre una dieta de líquidos claros y volver a su dieta regular.
×