También hay que tener en cuenta que al descender los niveles de proteínas, carbohidratos y fibra, nos encontraremos con menos energía y nos costará trabajo mantener una vida activa, trabajar o hacer ejercicio porque nos cansaremos nada más empezar. De hecho la dieta está pensada para hacer reposo mientras que se sigue. Además el sistema inmune se debilita y el riesgo de contagio aumenta.
Mi experiencia con Alimmenta ha sido y es inmejorable. Llegué a ellos buscando perder peso y logré un cambio de hábitos, un estilo de vida saludable y un aprendizaje que me ha llevado no sólo a perder 17kg sino a cuidarme de manera consciente, conocerme mejor a mi misma y sentirme muchísimo mejor en todos los aspectos. Gracias a la ayuda y acompañamiento de Adriana he comprendido la importancia de no hacer una dieta, no perseguir objetivos inalcanzables, aprender a quererme a mi misma y apreciar que soy mucho más importante que el número que refleja una báscula. Este es un cambio de por vida y por tanto definitivo y eso no conlleva que mi alimentación sea perfecta cada día sino que logre un equilibrio entre darle a mi cuerpo lo que necesita y disfrutar de salidas y pequeños caprichos sin culpabilidad. En ningún momento he echado de menos cierto tipo de alimentos no saludables y mucho menos he pasado hambre.
Consejo: Según las guías gubernamentales, usted debe tratar de consumir 3 tazas al día de leche sin grasa o baja en grasa o su equivalente en productos derivados de la leche. Esto puede incluir bebidas a base de soya enriquecidas con vitaminas. Si usted no puede digerir la lactosa (el tipo de azúcar que se encuentra en los productos de la leche), elija productos de leche que no contengan lactosa o que tengan niveles bajos de lactosa. También puede elegir otros alimentos y bebidas que contengan calcio y vitamina D, como por ejemplo:
Supresores del apetito sin recetas, naturales y más potentes: Ejemplos de este tipo son Phen375, Hoodia, extractos de té verde, etc. Aunque no todos los médicos los recomiendan, algunos de ellos son muy fuertes y muy eficaces como la Hoodia y Phen375, y pueden a ayudarte a perder peso de una forma extraordinaria. Además son seguros y no tienen ningún efecto secundario negativo que comprometa tu salud.
La liraglutida es un análogo del GLP-1, ya autorizado en la Unión Europea a dosis bajas (hasta 1,8 mg al día) para el tratamiento de la diabetes tipo II. El GLP-1 es una hormona natural del organismo que se secreta en el intestino delgado en respuesta a la ingesta de alimentos y que regula el apetito. Sin embargo, esta hormona desaparece en la sangre a gran velocidad, por lo se ha creado el agonista liraglutida, que permanece más tiempo en la sangre manteniendo la sensación de saciedad por más tiempo.

La relación de la pérdida de peso con el té verde es que el consumo acelera el metabolismo, tiene las ventajas de pérdida de peso de ambos la quema de calorías y el arranque del disco de energía. Así como impulsar el metabolismo de este té también es relacionado con reducir la grasa en la sangre y el colesterol, reducir esa sensación de hinchazón, ayudar con la desintoxicación del cuerpo y suprimir el apetito.
Es un clásico cuando se empiezan las dietas y no hay especialista que no haga hincapié en ello. Los nutricionistas insisten mucho en que la clave de un buen régimen es que sea “moderado, variado y equilibrado”. Para adelgazar basta con seguir una serie de pautas, y priorizar unos alimentos frente a otros, pero la mayoría de mortales necesitan, además, un menú específico: una bien reglamentada que les asegure el éxito.
Utiliza cocciones sencillas y saludables: Las cocciones más adecuadas a utilizar son: a la plancha o parrilla, horno, en su jugo, microondas, hervido, salteado, rehogado o al papillote. Evita fritos y rebozados. Para darle sabor a tus platos, utiliza especias: tomillo, orégano, pimientas, nuez moscada, cominos, etc. Y también ajo, cebolla, limón, perejil, mostaza, vinagre. Modera el consumo de sal.
El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias. Por ser un alimento termogénico, su consumo acelera el funcionamiento del metabolismo y, como resultado, incrementa la quema de calorías y la eliminación de grasas. ¡A mí nunca me falta en casa! Lo preparo en té, en batidos, se lo pongo a la comida y me lo como hasta crudo. Recientemente, la modelo Maripily reveló que el té de jengibre y limón es su aliado perfecto para no aumentar de peso. Ella se lo toma con el desayuno y por la noche. 
Una dieta líquida consiste en comer y beber los alimentos en un estado casi líquido, por un período de tiempo determinado. Se utiliza a menudo como un precursor de la cirugía, como una forma de limpiar el tracto digestivo o cuando el paciente está experimentando problemas gastrointestinales. Hacer un menú para una dieta de líquidos ayuda a asegurar que estás recibiendo la nutrición adecuada a partir de una selección limitada de alimentos.

Consejo: Según las guías gubernamentales, usted debe tratar de consumir 3 tazas al día de leche sin grasa o baja en grasa o su equivalente en productos derivados de la leche. Esto puede incluir bebidas a base de soya enriquecidas con vitaminas. Si usted no puede digerir la lactosa (el tipo de azúcar que se encuentra en los productos de la leche), elija productos de leche que no contengan lactosa o que tengan niveles bajos de lactosa. También puede elegir otros alimentos y bebidas que contengan calcio y vitamina D, como por ejemplo:
Té oolong verde tiene bajos niveles de oxidación y, a menudo se describe como verde y flores que son populares para los occidentales debido a su sabor más fuerte en comparación con el té verde (también parece demasiado ligero y sutil para algunas personas). La preparación puede ser el mismo que el anterior métodos mencionados. Beber este té oolong verde también es muy eficaz en la pérdida de peso y hacer que se forma y delgado.
Receta: Engrasa un molde o una sartén pequeña con aceite y cuaja un huevo en el horno con sal. Espolvorea con cebollino. Sirve con 1 biscote integral o una rebanada fina de pan integral tostado con un cuarto de aguacate laminado rociado con limón para que no ennegrezca y espolvoreado con media cucharada de postre de semillas de amapola; y de 1 biscote integral o una rebanada fina de pan integral tostado con media manzana laminada y un puñadito de arándanos por encima.
Conocer lo que compramos es básico para no dejarnos engañar por lo que a primera vista parecen los productos. Por eso te invito a empezar a familiarizarte con la letra pequeña. La primera vez que lo empieces a hacer quizás no sacas muchas conclusiones pero te llevarás muchas sorpresas. A medida que vayas haciéndolo con diferentes productos y comparándolos entre ellos aprenderás a distinguir los productos de calidad de los altamente procesados. Trata de elegir alimentos con una lista lo más corta posible de ingredientes, sin azúcares añadidos y sin grasas hidrogenadas.

Es cierto que el aceite de oliva es muy saludable, sabroso y una de las bases de la dieta mediterránea pero… ¡nos pasamos de cantidad! En una dieta equilibrada se recomienda consumir unas 5 cucharadas soperas de aceite de oliva al día a repartir entre cocinar y aliñar. En una dieta para bajar de peso, que por tanto aporte menos calorías, deberíamos reducir a 2 o 3 cucharadas diarias. Esto significa cocinar de manera suave, con pocas grasas y no dejar correr el aceite cuando aliñamos.

Un supresor del apetito es mejor tomarlo con el estómago vacío una hora antes de una comida. De liberación sostenida o de los productos de acción prolongada deben tragarse enteras. Aplastamiento o masticar las pastillas destruirá la acción de largo y puede causar aumento de los efectos secundarios. Nunca se deben tomar con más frecuencia o más tiempo del indicado. Por lo general, se toman durante 8 a 12 semanas. En general, no se recomienda la combinación más medicamentos supresores del apetito.
Así que, salvo que el médico te haya indicado que la sigas por algún motivo de salud, lo mejor es que en lugar de seguirla con exclusividad trates de incorporarla a tu alimentación habitual. Es decir, que añadas zumos a tus desayunos o meriendas, caldos sin grasa como primer plato en tus comidas o cenas, o zumos frescos de verduras en verano, y que bebas más agua, pero sin dejar de comer el resto de los alimentos. Así gozarás de muchas de las ventajas de la dieta líquida sin padecer sus inconvenientes: tendrás menos hambre, te sentirás más ligero, estarás bien hidratado, pero no te faltará energía ni te sentirás cansado.
Debemos tener en cuenta que el exceso de azúcares y de sodio (sal) también puede producir una descomposición de la hidratación correcta del organismo; por ello debemos controlar el consumo de éstos y si son o no adecuados para nuestra patología en concreto (ya que si sufrimos una descomposición de las heces, por ejemplo, debemos saber que el exceso de azúcar puede provocarnos una diarrea osmótica complicando la situación gastrointestinal y aumentando el riesgo a sufrir deshidratación).
El té verde es uno de los supresores del apetito natural. Afecta las hormonas para los antojos de alimentos que hemos mencionado. Esta hierba muy saludable para consumir, también puede ayudar a reducir la grasa. Los siguientes supresores que puede usar son manzanas. Toma una manzana sin cortar y cómala. Esto ocurre, según la creencia de los profesionales, porque toma más tiempo comer manzana sin pelar. Están llenas de fibra y muy bajas en carbohidratos. También puede probar el vinagre de manzana o la manzana en combinación con la canela. El tercer posible supresor natural del apetito que mencionaremos es el agua. Este se considera el mejor supresor posible de todos. Cuando tenemos hambre, el agua potable llenará el estómago e inmediatamente nos sentiremos más satisfechos. También puede intentar reducir el apetito bebiendo un vaso de agua antes de cada comida.
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
×