El ayuno, aunque sea de menos de tres días, siempre debe realizarse con prudencia y sin excesos. Se debe ensalivar lenta y correctamente. Para iniciar el ayuno y para volver a la alimentación normal se debe pasar por una etapa intermedia donde tomemos alimentos crudos, frutas ácidas (manzanas, mandarinas, fresas, naranjas), yogur y pan integral. Se debe evitar el consumo de sal. Y, por supuesto, si el ayuno se prolonga más de dos o tres días se debe consultar inmediatamente al médico.

Algunas advertencias: si usted es hipoglucémico, diabético, o está embarazada (o amamantando) será mejor que evite cualquier tipo de ayuno o alimentación programada hasta que haya normalizado la glucosa en su sangre y sus niveles de insulina, o haya destetado a su bebé. Otro grupo de personas que se beneficiaran al evitar el ayuno son aquellas que viven con estrés crónico o aquellas con desregulación del cortisol.
¡Por supuesto! "Se recomienda la realización de un mínimo de 30 minutos de actividad física al día, combinando sesiones de aeróbico y de resistencia. El primero es vital para el mantenimiento de la salud cardiovascular lo que conlleva un aumento del gasto calórico y disminución de la grasa. El segundo incrementa la masa muscular", asevera la nutricionista Mireia Agramunt.
El ayuno, aunque sea de menos de tres días, siempre debe realizarse con prudencia y sin excesos. Se debe ensalivar lenta y correctamente. Para iniciar el ayuno y para volver a la alimentación normal se debe pasar por una etapa intermedia donde tomemos alimentos crudos, frutas ácidas (manzanas, mandarinas, fresas, naranjas), yogur y pan integral. Se debe evitar el consumo de sal. Y, por supuesto, si el ayuno se prolonga más de dos o tres días se debe consultar inmediatamente al médico.
Como os he dicho, durante los primeros meses mantuve el entrenamiento de fuerza combinado con el cardio, como venía haciendo anteriormente, y la verdad es que no noté cambios en el rendimiento. Seguía moviendo los mismos pesos y entrenando con la misma intensidad: en ningún momento me encontré cansada, sin ganas, ni comencé a sentir fatiga antes de lo habitual.
Aprendiendo mucho de uno mismo, de nuestras adiciones alimentarias, de nuestra alimentación emocional. Y todo esto se hace remangándose y poniendo voluntad de aprendizaje y de evolución. Debes desearlo mucho y tenemos que aprender a cambiar la mentalidad de nuestras elecciones alimentarias, dejando de ver el hecho de no comer toda esta comida basura como una restricción, sino como algo positivo.
Repite el mismo proceso el tercer día. El tercer día de tu ayuno debe ser exactamente idéntico al segundo. Empieza realizándote el enema con agua tibia. Bebe 240 ml (8 oz) de jugo de ciruelas. Bebe la mayor cantidad posible de jugo de manzana diluido hasta las 6 p. m. No comas nada entre las 6 p. m. y las 9 p. m. Consume la mezcla especial a las 9 p. m.[16]
La grasa que contienen los alimentos es uno de los tipos más incomprendidos de los alimentos. Casi todo el mundo trata de evitar la grasa en sus comidas. Sin embargo, la grasa, al igual que la proteína juega un papel importante en mantener el apetito bajo control. Usted puede preguntarse: “¿Cómo latas de una dieta vegetariana que contenga grasa ser útil para bajar de peso?” La respuesta radica en el tipo de grasa que consumes! Hay dos tipos de grasas: saturadas y no saturadas (trans) las grasas. De acuerdo con la Academia Nacional de Ciencias “ácidos grasos trans no son esenciales y no proporcionan ningún beneficio conocido para la salud humana”. Por lo tanto, las grasas insaturadas (que se encuentra en aguacates, frutos secos y aceitunas), que constituyen la mayoría de las grasas en su dieta. No obstante, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda que el consumo de este tipo de grasa no debe superar el 30% de su ingesta calórica diaria. Si usted no está convencido de la importancia de la grasa … la grasa ayuda al cuerpo a digerir las vitaminas solubles en grasa, tales como vitaminas A, D, E y K. Sin grasa estas vitaminas simplemente no pueden ser absorbidos. La grasa también ayuda al cuerpo en la preservación de piel y cabello saludables, mantener la temperatura corporal, y la prevención de las enfermedades del corazón. La grasa no saturada también ayuda a reducir los niveles de colesterol malo que se acumula en las arterias. Debido a su capacidad de controlar nuestro apetito y satisfacer el hambre, la grasa es un partidario fiable de un vegetariano que está a dieta para bajar de peso.
La proteína que estimula al cerebro mencionada anteriormente se llama factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés). El Dr. Mattson, mencionado en el párrafo anterior, es un investigador experimentado del Instituto Nacional del Envejecimiento, el cual es parte de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés). Él ha investigado los beneficios para la salud tanto del ayuno intermitente como de la restricción calórica, y sus investigaciones sugieren que ayunar de vez en cuando puede estimular la BDNF desde 50 a 400 por ciento,6 dependiendo de la región del cerebro.
En un artículo anterior hablé sobre el Ayuno Intermitente y sus beneficios para quemar grasa, bajar de peso y por supuesto los increíbles beneficios que brinda a la salud y muchas personas me preguntaron que se puede tomar y que no durante la ventana de ayuno y hoy te voy a mencionar cuales son las bebidas que sí puedes tomar durante el ayuno intermitente si quieres bajar de peso.
Pablo Alonso, investigador del Centro Cochrane Iberoamérica en el Hospital de Sant Pau, detalla que las últimas revisiones realizadas identificaron cuatro ensayos clínicos y dos estudios observacionales sobre el impacto del ayuno, pero con resultados poco confiables. “Las conclusiones de esas investigaciones presentan riesgo de sesgo por las limitaciones metodológicas que tienen (no eran estudios ciegos); son poco precisas porque incluían a pocas personas, e inciertas porque hacían un seguimiento a corto plazo, de 6-8 semanas, así que se desconoce el impacto a medio y largo plazo”, comenta.

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
Lo mejor, sin duda, ha sido descubrir un mundo nuevo de posibilidades en cuanto a alimentación: nuevos platos, nuevos alimentos, nuevas opciones. También me llevo personas que me han ayudado, blogs que consulto con asiduidad (os recomiendo Dime qué comes, de Lucía Martínez, que además acaba de sacar un libro de recetas vegetarianas junto con Creativegan) y páginas web donde he podido encontrar un montón de información (habrá post recopilatorio).
Lo ideal es seguir una dieta depurativa saludable que ayude a eliminar el exceso de líquidos y con ello el de toxinas (derivados del alcohol, aditivos, radicales libres,..), colaboran a equilibrar los niveles de colesterol y triglicéridos tras una época de excesos, descongestionan el hígado y contribuyen a favorecer las digestiones incorporando alimentos con propiedades diuréticas, antioxidantes o beneficiosas sobre el aparato digestivo pero sin alterar el equilibrio de la dieta, es decir incluyendo todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.
María Amaro, experta en nutrición de la Clínica Feel Good (Madrid), recuerda que "hay alimentos que, de forma natural, colaboran a la eliminación de grasa porque aceleraran el metabolismo y tienen un efecto saciante". He aquí dos grupos: «Los cereales integrales -arroz, maíz, trigo, etc- son una fuente muy interesante de carbohidratos y ayudan a eliminar la grasa porque el organismo se ve obligado a utilizar un 50% más de energía de la habitual al digerirlos frente a los refinados. Los lácteos bajos en grasa también nos ayudan a sentirnos saciados y, al ser ricos en proteínas, sirven para acelerar el metabolismo».

* Alicia Crocco es Licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los jueves 1800 horas. Repetición: martes a las 15:00 horas, jueves a las 13:00 horas, por Metro; www.alimentatuvida.com.


1- Debemos entender que la manera de bajar de peso es igual que cuando aumentamos, es decir comiendo, no sin comer. Para adelgazar y llegar a nuestra meta o peso “ideal” se debe pasar un proceso, no es de un día para otro, es poco a poco con pequeños cambios y modificaciones al estilo de vida. Recuerda que lo que se hace despacio y controladamente llega a ser más efectivo y perdura con el pasar de los años.

"Muchas veces cuando una dieta no funciona está en los pequeños detalles de cómo la estamos realizando. Lo primero y principal es tener un seguimiento profesional que nos guíe. Uno muchas veces no se da cuenta de que es lo que hace mal. Por qué no baja de peso. El profesional en nutrición lo puede detectar rápidamente", dijo a Infobae la licenciada en nutrición María Antonela De Lamo (MN 8226).
"Cuando te comprometes a alguna dieta, hay alimentos que debes ser restringidos y eso puede hacer que tu cabeza explote. Las reglas de ayuno intermitente son bastante sencillas: no hay que ser un gran cocinero y no tienes que comer mal. El vino, el chocolate o el postre son posibles. Por supuesto que el primer par de días de hambre no fueron divertidos, pero dejando de lado eso, mis niveles de energía se dispararon y comer se convirtió en una experiencia para disfrutar en lugar de solo una necesidad. Además, todo parecía tener más sabor. ¿Las fresas siempre han sido tan dulces?".
×